Aloe Vera

El aloe vera es un vegetal que lleva fascinando miles de años al ser humano, por todas sus aplicaciones y los resultados que aporta sobre la salud humana y animal. A muchas personas les suena que el aloe vera es útil para nuestros cuidados y los cuidados de nuestros animales….pero… ¿sabemos utilizar bien sus capacidades?

Como persona inquieta en el campo de la salud de perros y gatos, y como veterinaria natural especialista en divulgación, hace unos años el mundo del aloe vera cayó en mis manos, y durante mucho tiempo no dejó de sorprenderme gratamente.

He utilizado en mi, en mis animales y en mis pacientes tanto el aloe vera tópico como el aloe vera ingerido… y creo que le debo a este vegetal tanto, que no se me ocurre nada mejor que divulgar sus propiedades para que todos (veterinarios, personas con animales en casa, y educadores animales, así como cualquier otro profesional de la salud animal)  nos podamos beneficiar de una terapia natural tan sencilla: el uso del aloe vera como terapia complementaria.

Sí, complementaria a la medicina veterinaria convencional, pero también complementa a las terapias naturales, como la acupuntura para perros y gatos, a la homeopatía, y a las terapias energéticas / vibracionales, como las flores de Bach para perros y gatos.

Algo que quizás no sabes es que el aloe nos impulsa a una Nutrición equilibrada. Además de poder usarlo como “planta de las quemaduras” (que así se conoce en muchos hogares) sobre la piel, se puede usar ingerida. De ello hablo en la parte de “Aloe vera para animales”, dentro del Curso de Terapias Naturales para Animales, online, en los que la mayoría de las personas que realizan este curso abren su abanico terapéutico gracias al aloe, y su visión de la salud animal como ser integral cambia para un mayor bienestar de todos (pues hablamos de salud holística y del uso del aloe como gran herramienta para volver a la salud).

En estos cursos vemos el aloe como gran cómplice nutricional, y aprendemos a usarlo. Vemos su utilidad en el enfoque de tratamientos de enfermedades orgánicas (ya manifiestas) y de enfermedades funcionales (aún no detectadas por los medios comunes de la medicina convencional). Pero sobre todo, son participativos y acaban realizándose a la medida de los participantes, gracias al grupo de estudio virtual, para que nos sea útil a todos!

Tal y como comento en estos videocursos online, el orden del día de la parte “Aloe vera para animales” es el siguiente, y comento que dejo en este Blog esta pequeña parte del temario, de manera abierta y pública, pues encuentro necesario que todos entendamos que esta sencilla herramienta tendría que ser accesible a todo el mundo: de esta manera tendríamos una mejor salud en casa y una mejor capacidad de respuesta ante las enfermedades:

Aloe vera para animales:

1. Un poco de Historia

2. El vegetal

3. Nutrición y Salud Consciente

4. Aloe como cómplice nutricional (incluye anteriores dos puntos)

5. Algunas marcas interesantes y dónde encontrarlo

6. Principales tratamientos

1. Un poco de Historia sobre el Aloe vera

El Aloe vera, denominado así por Linneo, el Aloe vulgaris, denominado así por Lamarck y el Aloe barbadensis descrito así por Miller, son una misma planta.

Viene utilizándose en medicina desde hace siglos, siendo conocido por su acción terapéutica y por sus propiedades curativas desde hace más de 4000 años. Cada libro sobre el tema habla de un inicio u otro, pero es interesante el dato de que ya los sumerios escribían sobre el aloe en sus tablillas de arcilla (antes de 3000 a. C.).

Antiguo Egipto

El primer escrito en papel relativo al aloe vera del que se tiene noticia se trata de una descripción médica del aloe vera escrita en un papiro egipcio, llamado “El papiro de Ebers” (S. XV a. C.), el cual contenía el “Libro Egipcio de los remedios”, donde se menciona el aloe en fórmulas de curación que remontan quizás al tercer milenio antes de Cristo.

Por otra parte los sacerdotes egipcios asociaban el aloe a sus ritos funerarios y la incorporaban a la composición de la fórmula para embalsamar a los difuntos, bajo el nombre de “planta de la inmortalidad”.

Algunas leyendas también cuentan que la reina egipcia Cleopatra lo usaba para su salud y belleza.

Grecia y Roma clásicas

En uno de sus tratados, Hipócrates describe algunas propiedades curativas del aloe:

  • –   Crecimiento del cabello
  • –   Curación de tumores
  • –   Alivio de disenterías
  • –   Alivio de dolores de estómago…

Cuando en el siglo IV a.C. el emperador Alejandro Magno conquistó Oriente, descubrió que el aloe vera ayudaba a sus soldados a recuperar  su vigor y a cicatrizar más rápido sus heridas. Se dice que el jugo de este vegetal volvía a los guerreros invencibles.

En el siglo I d. C., Celsius, uno de los precursores de la medicina, alabó también los méritos del aloe. Dioscórides, médico griego que sirvió a los ejércitos romanos, incluía también el aloe en su De materia medica: coagula la sangre de las heridas, cicatriza las desolladuras y las llagas abiertas, cura los forúnculos, frena la caída del cabello, y detiene los problemas oculares.

Plinio (23-79 d.C.) describe en su Historia Natural la manera de curar disentería realizando enemas con aloe.

Oriente y Oriente Medio

En Oriente Medio se usaba el aloe desde la antigüedad, ya como protector del hogar, ya como alimento en épocas de escasez (durante esa época tomaban pulpa de aloe).

En China se consideraba el aloe vera sagrado y sus distintas especies (de las cuales hablaremos en el siguiente capítulo) se incluyen en su farmacopea.

En Japón tiene múltiples usos y ya se empleaba en época de samuráis, quienes se untaban de pulpa de aloe para expulsar los demonios y volverse inmortales.

En la India también se tuvo en consideración el aloe por formar parte de la farmacopea hindú, era muy usada en Ayurveda. Además, el aloe guardaba un significado espiritual.

Edad Media y Renacimiento

De esta época, destacar que en las Cruzadas fue redescubierta por los occidentales gracias a sus adversarios musulmanes. Con el tiempo se instauró en la Península Ibérica y se usó como planta medicinal en los viajes hacia América, llamando al aloe “Doctor en Maceta” la expedición de Cristóbal Colón. En América ya era conocida la capacidad curativa del aloe, sin embargo la bibliografía a veces comenta que fueron los jesuitas colonizadores quienes instauraron su uso como planta medicinal…

También Paracelso redescubrió el aloe, cuyo jugo de oro cura las quemaduras y envenenamientos de la sangre… Como ves, cada cierto tiempo, en Occidente olvidamos la sabiduría antigua…y actualmente hemos vuelto a olvidar…

Actualmente en muchas esferas el aloe vera es excluido como remedio curativo, pues al describirse el aloe vera como adaptógeno (ayuda al organismo a reequilibrarse por sí mismo, el organismo toma solamente aquéllos nutrientes que requiere: puede ser usado para tratar síntomas contrarios con buenos resultados en ambos casos, por ejemplo puede usarse tanto para diarrea como para estreñimiento) aleja a personas que sólo se ciñen al uso de remedios modernos farmacológicos de síntesis (que no suelen describirse nunca como adaptógenos). También existen mitos acerca de su toxicidad: como todo, hay que saber cuándo, cuánto, y cómo administrarla. Y eso se aprende.

En cuanto a la medicina veterinaria, existe bibliografía concreta sobre el uso de aloe vera en animales desde 1895 – Manual of Veterinary Therapeutics and Pharmacology (Wallis Hoare, E.) y está comprendida en un interesante libro del cual os añado aquí la reseña: Aloe Vera Nature’s Gift – Aloe Vera in Veterinary Practice, del Dr. David Urch.

En la entrada 2 comentamos cómo es el vegetal y por qué tiene tantas propiedades… y mucho más! Espero que os haya gustado esta pequeña historia del aloe…la verdad es que a mí me ha dado un poco de aire fresco revisar un poco a grandes trazos la historia conocida de la humanidad… nos faltará saber qué es lo que dice el propio aloe vera sobre sí mismo, pero eso es otro cantar.

Si estás haciendo el curso, espero que lo estés disfrutando. Si aún no lo estás haciendo y quieres aprender más sobre el Aloe quizá te interese el Curso Online de Terapias Naturales para Animales

Recibe la newsletter de Vida Natural Animal, con artículos interesantes, material exclusivo, regalos y descuentos en nuestros cursos online! Suscríbete aquí!

 

Mercè Giménez

Coordinadora de Vida Natural Animal