Caballos y Flores de Bach: Estereotipias

Cómo equilibrar y mejorar con las Flores de Bach, los vicios o estereotipias en caballos estabulados, y la relación con su o sus humanos”

INTRODUCCIÓN

¿Qué son las Flores de Bach y cómo actúan?

Las Flores de Bach, son  un sistema natural de 38 flores, junto al Rescue Remedy (remedio de urgencia), que nos ayudan a equilibrar las emociones del día a día, este método fue descubierto por el Dr. Edward Bach, en los años treinta, reputado e importante médico de la época con grandes convicciones espirituales, él creía que todo formaba parte de un todo, comprobó que cada enfermedad tenía un origen emocional, y que no todos sus pacientes, reaccionaban de la misma manera, aún teniendo las mismas enfermedades, así que dedicó su vida a investigar en este sentido, y descubrió 38 flores en las que se encontraban todas las emociones por las que podía pasar una persona a lo largo de su vida.

Las flores actúan como si fuéramos una cebolla, la cual está compuesta por capas superpuestas, unas encima de otras, cada capa en nosotros los humanos es una emoción a equilibrar, así hasta llegar al corazón de la cebolla que sería la verdadera emoción donde empezó todo el desequilibrio.

Las flores de Bach, no curan nuestras enfermedades cuando estamos enfermos, pero sí equilibran el estado emocional derivado de esa enfermedad, facilitando una armonía entre nuestro sistema  físico, psíquico y espiritual.

Flores de Bach en caballos

Con los caballos y con todos los animales en general, la cosa cambia mucho porque ellos viven el presente, no existe el pasado ni el futuro para ellos: viven el ahora, lo cual no quiere decir que no tengan memoria, la tienen y mucha. Lo que sucede es que los caballos como todos los animales, son extremadamente sensibles, no conocen los prejuicios, no hacen distinciones de ningún tipo, no tienen resistencias por eso cuando entran en desequilibrio emocional  suele ser por causa humana.

Lo bueno es que Las Flores de Bach, en ellos hacen efecto mucho antes que en nosotros: entran en su sistema energético  de forma directa y sutil.

Para que tengáis una idea de lo sensibles que son los caballos con las flores, si la dosis “habitual”, dependiendo de cada caso individual y del tamaño…etc., es de 10 gotas, 4 veces al día, imaginaros dándoselas solo dos veces al día, en un caso en concreto en el que yo trabajé funcionaron.

A veces pensamos en el volumen del animal y no tiene nada que ver (cuando se trata de caballos), ya que se está trabajando con sus emociones, pero también os digo que así como no hay dos seres humanos iguales, tampoco dos caballos iguales.

¿Cómo equilibrar y mejorar con las Flores de Bach los “vicios” repetitivos en caballos estabulados y la relación con su o sus humanos?

Aconsejo antes de nada, haber consultado antes con vuestro veterinario, para que él  descarte cualquier enfermedad orgánica o física, para tener claro que se trata de un vicio o manía (estereotipia), también le consultaremos si podemos darle de forma complementaria Flores de Bach al caballo, si le diesen medicación.

Los vicios de cuadra de los caballos, son reacciones que  suelen ser muy frecuentes  en algunos équidos que están estabulados, y que adoptan por diferentes causas,  a lo largo de este artículo me centraré en algunas de ellas, sobre todo en cómo equilibrar las emociones que las provocan.

Siempre tenemos  que recordar, que cada caso es único e individual, aunque veamos el mismo vicio/estereotipia en dos caballos distintos, no podemos pensar que nos van a valer las mismas flores que elijamos para uno que para otro, pues las emociones que originan ese vicio tanto en un caballo como en el otro, no son las mismas, salvo que tengan el mismo humano por dueño y estén haciéndole ver que algo que hace o dejó de hacer, no es correcto.

Casi siempre las personas que estamos con caballos y con animales, estamos siempre proyectándoles cosas de nuestra forma de ser, costumbres, emociones….

Para explicarlo mejor, voy  a contar algo que me ha sucedido a mí con nuestro caballo:

Cuando empecé a montar con él fue un volver a empezar de nuevo, era como si nunca hubiese montado a caballo, él es un caballo de Doma Clásica, yo venía de concursar con caballos de tanda que eran mucho más manejables y estaban acostumbrados a trabajar con niños y  todo tipo de personas sin experiencia .

Yo había pedido que me preparasen al caballo para Doma, metafóricamente era como pasar de conducir un coche cuatro latas a uno de alta gama, sin desmerecer a ninguno, me costaba entender como abrir o cerrar un círculo. Me ofuscaba, me cabreaba, porque Haitze, me decía con su cuerpo que no entendía lo que yo le estaba pidiendo, y hacía justamente lo contrario.

Así estuvimos durante 3 años, hasta que entendí que cuanto más me bloqueaba, él menos me entendía y también se cerraba, hasta que mi monitor y entrenador me dijo “que cuando nos quejamos de  cuando un caballo hace algo mal con nosotros encima, casi nunca es la responsabilidad de él pero si nuestra”, me explicó que con mi cuerpo le estaba pidiendo cosas contradictorias.

Tiempo después, cayeron  en mis manos los cursos de comunicación animal, y después de hacerlos y ponerlos en práctica, me di cuenta de que estaba reflejando mi frustración y cabreo, mezclado con impaciencia y entusiasmo, después de toda esta experiencia empecé a cambiar mi actitud con él, observando por el lenguaje no verbal, y escuchando todo lo que Haitze, me iba transmitiendo. Por fin me di cuenta que el que no entendía era yo.

Caballo Cuadra

Por eso a veces en los “vicios” de cuadra, tenemos mucho que ver  los humanos, en ocasiones por demasiada protección y querer humanizarlos, y otras por nuestra inconsciencia de creer que no sienten ni padecen, cosa que no es para nada cierta, ya que son animales extremadamente sensibles, pero muy metódicos en su día a día, notan y acusan cualquier cambio que se les haga, bien sea horarios o tipo de comida, suspensión o cambio de hora entrenamiento diario, cambios de cuadra o de centro ecuestre, cambio de humano con el que está… Sufren todos nuestros desajustes, porque dependen de nosotros al estar estabulados.

Todas estas causas que acabo de redactar y algunas más que mencionaré más tarde, empiezan a generarse por algún tipo de estrés o cambio mal llevado por el animal.

Los dos últimos ejemplos que acabo mencionar, son los más importantes y sensibles, porque pueden llevar al caballo a un shock traumático por sensación de abandono, ya que generalmente, el que vende su caballo o lo cambia de centro ecuestre, no se le ocurre pensar en lo que puede sentir el equino y esto puede llevar a nuestro amigo a un estrés innecesario que tenga como fin el vicio de cuadra que casi siempre, es repetido constantemente en bucle.

Si nos damos cuenta a tiempo y somos conscientes de lo que sienten nuestros amigos y de cómo lo expresan, seguramente podamos evitar las manifestaciones físicas, que indican un desequilibrio emocional.

Anticipación a vicios o estereotipias por posibles causas humanas conscientes y esencias a considerar:

Para los ejemplos que acabo de exponer anteriormente, grosso modo le daría Walnut y Rock Water, para que no acusaran tanto los cambios que se avecinan y fluyesen sin rigidez ante ellos, y Elm para que  no se sobrepasen en el estrés, Star Of Bethelehem para sellar el shock traumático, si detectamos que lo pudiese haber.

También sopesaría Aspen, ya que es la flor por excelencia del miedo a lo desconocido, a lo que no se ve, porque los caballos por naturaleza, desde sus orígenes, escapan cuando presienten peligro de sus depredadores.

Estos ejemplos son sólo una muestra de muchos vicios de cuadra que podemos evitar antes de que se materialicen físicamente, si somos conscientes de todo lo que hacemos con él, y también de lo que necesita y nos comunica. Con esencias florales les facilitaremos mucho más su vida con nosotros.

Cuando los vicios o estereotipias ya son un hecho:

Aquí no podemos vaticinar ni especular sobre qué flores podemos recomendar o no, pues hay que averiguar cómo llegó el caballo a desarrollar la estereotipia y qué pasó antes de llegar a esto.

Tendremos que ver la relación en el entorno en el que vive, relación con su humano, qué nos cuenta su expresión facial y su comunicación no verbal, que para mí es una de los signos más importantes, pues a veces observando se obtiene más información que preguntando.

No siempre los vicios que pongo a continuación son por causas obvias, y tampoco quiero decir que cada esencia floral que relato de ejemplo aquí, en cada estereotipia tenga que ser la adecuada, pues es solo una muestra.

  • La acción de morder:  Si es constante y lo hace repetitivamente en bucle y sin control alguno, yo daría White Chestnut con Cherry Plum, la primera se la daría si el acto de morder fuese en bucle y repetitivo, esto ya nos llevaría a una pérdida de control que entraría en escena la segunda flor que menciono arriba. Si muerde con rabia, también podríamos Holly, que transforma esta rabia en amor y capacidad de compresión.  Si vemos que hay mucho estrés y nerviosismo, yo aplicaría Elm, que es para un estrés alto, cuando está agobiado en la cuadra y ya no puede más, esta flor de Bach le va a aportar serenidad. También aplicaría Vervain, pues modera la tensión, el estrés y la intensidad, entre otras cosas; esta flor está indicada para problemas nerviosos y estereotipias. Impatiens, esta esencia se da cuando hay impaciencia, irritación, tensión interna, junto a las dos flores anteriores que acabo de relatar, equilibran el nivel de estrés, moderan la impulsividad y calman la impaciencia y la irritación.

Siempre hay que intentar averiguar la raíz de la estereotipia o vicio, porque puede venir por un shock traumático por infinidad de motivos o de causas tales como maltrato, cambio de hogar, abandono…etc. En estas ocasiones actuaría primero limpiando y sellando el shock, con Star of bethlehem, Honeysuckle para que pase página de esos recuerdos e imágenes tormentosas, Walnut y Rock water, la primera para que favorezca el cambio a una nueva perspectiva y la segunda para que el cambio sea lo más fluido posible sin rigidez a ello, y si hay miedo a todo lo que se mueve y cosas que nosotros no vemos, añadiría Aspen.

  • Manotear o golpear con las manos:  Este vicio o estereotipia suele ser por una llamada de atención que nos están dando por algo y que no atendemos o no entendimos en su debido tiempo, también puede ser por aburrimiento en la cuadra o por estrés que siempre este tipo de vicio lo lleva agregado.

Si existe repetición en los golpeteos sin parar y con un cierto descontrol, que golpea sin parar y teniendo que se puede lesionar la mano, yo a grandes rasgos aplicaría también en esta ocasión White Chestnut con Cherry Plum, porque la repetición sin parar en los golpeteos en bucle en la puerta de la cuadra también implica un descontrol en el acto de pegar patadas contra la puerta. Por eso estas flores a veces en estos casos suelen ir bien juntas, pero siempre debemos ir sacando capa por capa o emoción por emoción, hasta llegar al corazón de la cebolla y deslumbrar el origen del vicio o estereotipia, por eso hay que tener en cuenta flores como Gorse que sirve de alivio en la falta de esperanza en que cambie la situación…

Hay muchos vicios o estereotipias, tantas como sus causas. Aunque me pusiera a redactar aquí Flores de Bach para cada uno de ellos, estaría tratando solo lo que se ve, y no el origen. Por eso a continuación comento solo los vicios que existen en algunos caballos estabulados, pero no las flores a considerar, ya que cada caso es individual.

Otros vicios/estereotipias/emociones que pueden peligrosos para los caballos:

  • Cocear.
  • Aerofagia o hábito de “tragar aire”.
  • El tiro de oso. 
  • Caballos tragones. 
  • Caballo asustadizo.
  • Los que giran continuamente en el box o caminan sin parar:
  • Los que golpean el suelo con las manos. 
  • Los que se rascan la cola.

MI CONCLUSIÓN FINAL:

Es verdad que no siempre somos responsables de los vicios o estereotipias de nuestro querido amigo caballo, porque a veces esto viene con ellos si vienen de estar con otros humanos antes que con nosotros. Pero si somos conscientes de cómo son emocionalmente nuestros caballos, de lo que necesitan de nosotros y de que no son un instrumento de trabajo, sino que forman parte de nosotros, estaremos evitando que nuestro compañero caiga en uno de estos vicios y tendremos más empatía con él; seremos más receptivos y sensibles a lo que ellos quieren o necesitan de nosotros. Ellos siempre nos lo van a agradecer con mucho amor.

Moraleja: Si somos capaces de querer, cuidar, respetar y ser conscientes de lo que ellos nos transmiten y de lo que necesitan, esto querrá decir que también sabremos hacer lo mismo por nosotros mismos.

Autor:  

José Luis Novo Mosquera.

Caballos y Flores de Bach1

 

 

 

 

 

Comparte este artículo por favor, y si te interesan artículos sobre herramientas naturales para animales, suscríbete a nuestra newsletter:

ctanewsletterportadaCuadrogrande

2018-04-06T10:15:02+00:00