pescado_cancer

12 complementos nutricionales clave para una dieta natural

Guestpost de Doris Rämisch, Puromenú.

Existen multitud de complementos nutricionales en la dieta natural, aunque no todos son necesarios. En este blog vamos a hablar de los complementos que realmente son buenos para la salud de nuestras mascotas y también de los que pueden ayudar a sanar el cuerpo.
Hay que decir que, con una alimentación equilibrada, esto es, si damos los porcentajes correctos de carne, huesos, vísceras y verduras, no debería ser necesario dar complementos porque la comida ya debería contener todo lo importante. Sin embargo, hoy en día nuestra carne y los vegetales que compramos en el supermercado por desgracia no siempre contienen los nutrientes que esperaríamos. Así, es recomendable aportar una ayuda en la forma de suplementos. La virtud estará en elegir los productos, cantidad y calidad adecuados. Para ello, desde Puromenu te hemos preparado una lista completa de suplementos naturales.

  1. Aceites

Los aceites son un complemento muy importante debido a los ácidos Omega 3que se encuentran, aunque no siempre en las cantidades adecuadas, en carnes y pescados. Buenos aceites ricos en Omega 3 son el aceite de pescado, el aceite de lino, el aceite de chía, el de perilla o el de cáñamo. Quizás sorprenda no hallar el aceite de oliva en esta lista; el hecho es que entre sus múltiples beneficios no se encuentran los omegas en cantidades relevantes.

Es importante usar aceites prensados en frío y de cultivo biológico. Se debería dar 1g / 5kg masa corporal mínimo 4 veces a la semana. Hay muchos más aceites en el mercado, pero no son útiles para la alimentación de nuestros amigos. Para gatos recomendamos siempre aceite de origen animal, ya que pueden absorberlos mucho mejor que los aceites vegetales.

  1. Algas

 

Algas Marinas

Las algas marinas son muy ricas en minerales, oligoelementos, vitaminas y proteínas. Contienen mucho yodo, zinc y cobre y 10 veces más minerales que los vegetales. Las algas marinas pueden ayudar con problemas intestinales, artrosis, problemas de piel y tiroides. Es importante no darles mucha cantidad y no cada día, ya que un exceso de yodo puede ser problemático para las glándulas tiroides. Si vivimos cerca del mar o damos una vez por semana pescado de mar, no será necesario introducir algas marinas en la dieta de nuestro amigo.

Espirulina

spirulina

La espirulina es una micro-alga muy rica en proteínas y además contiene fósforo, hierro, magnesio, manganeso y zinc, más de 50 substancias vitales y 18 aminoácidos esenciales y no esenciales. Es un antioxidante muy potente que estimula el sistema inmunitario y que tiene propiedades anti-inflamatorias. Ayuda a regenerar tejidos y mantener el sistema intestinal sano además de desintoxicar el hígado y el riñón. Se puede dar hasta media cucharadita por cada 10kg de peso una o dos veces por semana.

Chlorella

La chlorella es un alga verde unicelular que contiene mucha clorofila, carotinoides, vitaminas y minerales. Es conocida por su capacidad de desintoxicación. Es un antibiótico natural y refuerza el sistema inmunológico. La chlorella por su composición suministra oxígeno a las células. La dosis recomendable sería de 200mg / día a perros pequeños y gatos, 600mg para perros medianos y hasta 1000mg para perros grandes una o dos veces a la semana.

  1. Sal

Si nuestros perros o gatos comen la carne que les preparamos, seguramente echen en falta la sangre de la presa y con esto sodio y cloro. Si tenemos la posibilidad de conseguir sangre fresca, se la podemos dar de vez en cuando. Si no es posible, es bueno complementar una o dos veces a la semana la comida con una pizca de sal o con algas marinas. A la hora de elegir, es mejor dar sal marina no refinada ya que contiene más minerales y siempre sin pasarse.

  1. Extracto de mejillones verdes

El mejillón verde viene de Nueva Zelanda y es rico en minerales, oligoelementos y contiene mucho glicosoaminoglicano (GAG), que es un anti-inflamatorio muy efectivo. El GAG ayuda a reestructurar cartílagos y tejidos conectivos. Con estas propiedades, es recomendable en animales que padezcan artrosis, problemas de articulaciones, espondilosis y displasia, ya que puede reducir el dolor. La dosis sería de 1 – 3g / 10kg / día dependiendo de las molestias del animal.

  1. Própolis, polen y miel

El própolis es un antibiótico y antiviral natural muy eficaz y ayuda a estimular el sistema inmunológico. Al contrario que los antibióticos convencionales no estropea la flora intestinal. El Própolis ayuda a curar heridas e inflamaciones. También es un medio alternativo contra las lombrices. Dependiendo del tamaño del perro o gato se puede dar una pizca y hasta una cucharadita a la semana. El própolis es muy rico en minerales, oligoelementos y vitaminas. Se puede usar en crema o tinte en la piel de nuestras mascotas.

El polen es un suplemento natural y ayuda a potenciar el sistema inmunológico. Pero ojo con perros o gatos alérgicos, ya que puede empeorar una reacción. La miel también es un antibiótico natural y puede calmar dolores de garganta e inflamaciones intestinales. Una cuchara a la semana es un buen complemento y a la mayoría de nuestros amigos les encanta.

  1. Calcio

Si tu perro no puede comer huesos, se debe suplementar calcio. Hay diferentes maneras de hacerlo:

Harina de hueso

Es importante saber cuánto calcio contiene, para conservar la relación entre el calcio y el fósforo (entre 1:1 y 2:1). La harina de huesos suele tener entre un 20 – 25 % de calcio y tiene una buena biodiversidad. Es recomendable optar por una harina de hueso que NO haya sido tratada con temperaturas elevadas, sino generada aplicando el método de secado en frío. Harinas de huesos pueden verse contaminados por metales pesados, para evitar esto, existen alternativas, como el MCH-Calcio, que se testea ante presencia de metales y cuenta con las certificaciones de alimentación humana.

Cal de Algas

La Cal de Algas, conseguida a partir de Algas Rojas calcificadas, es rica en oligoelementos, minerales, vitaminas y elementos vegetales secundarios. Contiene una gran proporción de calcio biológico, perfecto para el balance del fósforo contenido en las dietas a base de carne, lo que lo convierte en un complemento ideal para las dietas naturales.

Harina de cascara de huevo

La cascara de huevo contiene un 38% de calcio y magnesio, fósforo, potasio y sodio. Tiene buena biodiversidad y es preferible a suplementos de carbonato de calcio o citrato de calcio.

  1. Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es fuente de muchos minerales y vitaminas, sobre todo es rica en vitamina B. Se puede usar como tratamiento para ayudar en la temporada de cambio de pelaje y para problemas de piel. Es importante saber que los perros con epilepsia no pueden comer levadura de cerveza, así como tampoco es recomendable para perros alérgicos. En cuanto a los gatos, a muchos gatos les encanta la levadura de cerveza y puede ayudarles en la transición a la dieta natural. Se puede dar una cucharadita y hasta una cuchara por día, dependiendo del tamaño de nuestras mascotas, en las temporadas de cambio del pelo hasta dos semanas enteras.

  1. Probióticos

Los probióticos se pueden encontrar en productos fermentados y ayudan a mantener la flora intestinal sana. Si nuestros perros o gatos están comiendo mucho tiempo piensos y comidas comerciales húmedas pueden acuciar una reducción de las bacterias buenas en el intestino. Con los  probióticos se puede subir el nivel de estas bacterias buenas. Hay productos especiales, pero la vía natural es dar, por ejemplo, yogur o kéfir si el animal no tiene problemas con productos lácteos. Otro tipo de probiótico puede ser el cereal fermentado. Es muy útil para problemas de la piel y para una flora intestinal sana.

  1. Fibras

Una dieta equilibrada debe contener fibras, que ayudan a un correcto funcionamiento del tracto intestinal y mejoran la eliminación de las heces. Por eso es importante tener una parte de vegetales en la alimentación de nuestros animales. Si tienen problemas de heces muy secas y/o duras se puede complementar la comida con psyllium rubio o plantago ovata. Con dos o tres cucharaditas de estas semillas remojadas en agua por kilo de comida bastará.

  1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana puede influir positivamente en el metabolismo en general y en la digestión. Puede ayudar a reducir flatulencias, estreñimiento y ayudar al sistema inmunológico. También ayuda a hacer la orina más ácida, bueno en caso de una inflamación de vejiga. Se puede dar una cucharadita y hasta una cuchara con la comida, preferiblemente vinagre de manzana natural, no filtrado.

  1. Aloe vera

La Aloe vera es una planta muy potente y ayuda a curar heridas tanto dentro como fuera del cuerpo. El gel fresco de la planta se puede poner en heridas del perro o gato, ya que no es un problema cuando se lamen. Dentro del cuerpo ayuda a problemas inflamatorios y al sistema inmunológico. La dosis sería un ml por kg masa corporal.

  1. Ajo

El ajo es un antiparasitario muy potente y tiene componentes anti-bacterianos y anti-micóticos. Se puede encontrar información en muchas fuentes de que es toxico, pero como siempre la dosis es lo más importante. En altas dosis puede causar muchos problemas, pero si se da en cantidades moderadas puede ser beneficioso. Se recomienda dar máximo uno a tres dientes de ajo por semana para un perro de 20 kg.

  1. Hierbas medicinales

Hay muchas hierbas medicinales que se pueden usar en la alimentación de nuestras mascotas, pero son medicina y deberían ser usadas de acuerdo con tu veterinario, ya que hay hierbas medicinales que son venenosas, por ejemplo para los gatos.

Bueno, hasta aquí una buena relación de los complementos naturales y qué problemas comunes pueden ayudar a resolver en nuestros queridos animales. Como siempre, en Puromenu tienes mucha más información y puedes ponerte en contacto conmigo siempre a través de info@puromenu.es.

firma_doris

Doris es nutricionista certificada de perros y gatos en Puromenu.

Si quieres mantenerte informado acerca de temas naturales para los animales, recibe en tu email cada semana noticias de Vida Natural Animal.

Foto: alimentosparacurar.com y sumedico.com