Olive y Gorse

unsplash

Muchas veces me preguntan por alguna esencia floral a utilizar para apoyar el proceso que sufre un animal. A veces son educadores, otras veces son veterinarios, y otras veces son personas que han terminado el curso de Terapias Naturales, que están ayudando el tratamiento vet de su perro o gato a través del Tapping (EFT), el aloe vera oral / tópico y el agua de mar, pero necesitan más apoyo.

Hacía ya días que te quería hablar sobre Olive, pues verás en este post que es una esencia perfecta para empezar a practicar con las Flores de Bach, incluso si no tienes ni idea de qué son y de cómo se utilizan (te lo explico aquí).

Si eres conocedor de las esencias también te recomiendo este post pues hace muchísimo tiempo que me pregunto si todos la utilizamos igual, y si todo terapeuta conoce todo el potencial de esta esencia regeneradora.

No me extiendo mucho en las descripciones de las esencias, pues hay libros que hablan sobre las esencias, pero sí quería puntualizar algunas cosas:

Agotamiento en su cuerpo

Cuando un animal está enfermo desde hace meses, sea de una enfermedad de piel o bien una enfermedad interna (en digestivo, renal, hepática, respiratoria, inmunitaria, nerviosa, etc) su cuerpo hace tiempo que está en lucha, y esto no es algo que se lleve bien normalmente: un cuerpo que no tiene salud, además de no estar al 100%, está perdiendo energía constantemente debido a la lucha que los tejidos mantienen por intentar devolver la normalidad a un órgano, a un sistema o aparato del organismo, o a la mente del animal (estado mental).

El desgaste ante una enfermedad en piel, por ejemplo una alergia que provoca prurito y alopecia:

  • existe a nivel celular por intentar restaurar los tejidos enfermos (piel, pelaje) y por disminuir la inflamación
  • existe a nivel mental por estar el animal expuesto constantemente a episodios de picor que le hacen estar incómodo (o peor)

Cuando el animal lleva semanas o meses con sintomatología molesta o dolorosa para él, además, el desgaste mental se extiende hacia su humano, el cuál sufre o se preocupa por la enfermedad de su compañero animal.

Esta situación que he descrito ocurre también en casos de problemas:

  • digestivos, como diarrea crónica, enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) en perros, estreñimiento en gatos
  • urinarios y renales, como en el caso del síndrome uológico felino, o en la insuficiencia renal
  • infecciosos, como en el caso de la leucemia felina (FeLV), la inmunodeficiencia felina (FIV), bronquitis crónica
  • parasitarios como en el caso de la Leishmaniosis
  • respiratorios, como el asma
  • musculoesqueléticos, como en el caso de la artrosis
  • etc. (un larguísimo etcétera)

Es decir, que si un animal está enfermo crónico, su cuerpo agradecerá un aporte regenerativo sea del tipo que sea, junto al tratamiento normal que ya se le esté administrando.

Olive (Olivo, Olea europaea)

“Quienes han sufrido mucho mental o físicamente y se encuentran exhaustos y tan agotados que sienten que les faltan fuerzas para hacer lo que sea. La vida cotidiana les supone un gran esfuerzo y no les proporciona ningún placer.” Edward Bach, La Curación por las Flores (Ed. Edaf).

olive

Esta esencia aporta energía al individuo para lidiar con lo que le está agotando las fuerzas, pero va más allá de un simple aporte energético: es un regenerador vital que re-educa al cuerpo, revisando cuánta energía le queda, y gestionando de manera óptima dicha capacidad energética para, en el menor tiempo posible, poder empezar a dejar de perder energía inútilmente y recuperar fuerzas para la regeneración física y mental.

Esto que parece tan maravilloso (y lo es), requiere tiempo: el primer estadío (revisión de energía que queda en el organismo) puede ser rápido o lento, en función de lo desgastado que esté el cuerpo y del ritmo de pérdida de energía que lleve. Por lo tanto a veces nos encontramos que Olive frena la actividad del animal (humano o no), provocando que tenga menos ganas de moverse, o incluso más sueño. En algunos casos frenar la actividad es clave para que Olive pueda cumplir con su cometido de recuperar energía, y es la propia esencia floral la que frena el ritmo del individuo de manera natural.

Así, la gestión de la energía cada vez será mejor, llegando, con los días de administración, a ser óptima. Y con más días de administración, la recuperación de la energía física y mental se irá dando. Aquí la clave de Olive es la gestión energética: le enseña al cuerpo que sí puede reajustarse para regenerarse.

En algunos individuos será más rápido y en otros será más lento, pero el proceso es perfecto tanto para animales enfermos como para animales con alto grado de desgaste mental (altamente sensibles o estresados).

Personalmente, cuando recomiendo Olive, prefiero que el ser tomo esta esencia durante al menos dos meses, para que el cuerpo tenga tiempo de aprender esta nueva manera de gestionar la energía y sea menos propenso al desgaste. Humana, humano, esto también va por ti.

Olive y la Medicina Tradicional China (MTC)

Aquí es clave el entendimiento de que Olive aporta energía a Riñón. Esto, para quienes entienden de MTC es importante, porque perder Energía de Riñón es bastante común en nuestras latitudes (estar “bajo de Riñón”), por motivos que no vienen al caso (ritmo de vida canina o felina estresante y de alimentación incluidos). Más común es si tenemos en primer plano una enfermedad crónica.

La Energía esencial del cuerpo se ve comprometida, y si le Energía de Riñón está baja, con descansar no será suficiente. Hay que recuperar activamente (si se puede) energía para no perder más Energía esencial. Y Olive se encarga de esto: recuperación. Hay que aportar energía física mediante la nutrición adecuada, claro está, pero Olive aportará ese plus que de ninguna otra manera conseguimos en los tratamientos alopáticos.

En el libro de Flores de Bach y Medicina Tradicional China de Pablo Noriega obtendrás muchas revelaciones que, como veterinaria o terapeuta conocedora de Medicina Tradicional China te serán muy útiles.

Y aquí entra Gorse

En MTC se dice que cuando estamos en esta situación que describimos de desgaste vital (es decir “bajos de Riñón”), entre otros efectos, la capacidad inmunitaria se ve mermada.

Además, hemos comentado que un individuo con una enfermedad crónica se va desgastando también anímicamente. Puede llegar pues a estar tan mermado emocionalmente que se deje ir, que ya no tenga ganas de luchar. Pero las ganas de luchar, aunque a veces sí existen a nivel “de puertas para afuera” (ves al animal que intenta estar activo o alegre), el cuerpo ya ha tirado la toalla: no puedo más…

Otras veces, quien no puede más y entra en desesperanza (“nunca se cura, hagamos lo que hagamos”, o, “esta batalla está perdida”) es el humano que acompaña al animal enfermo…

Ambas cuestiones (entre otras), el “no poder más” y el sistema inmunitario que requiere una ayudita, son situaciones que la esencia floral Gorse puede combatir:

Gorse (Aulaga, Ulex europaeus)

“Gran desesperanza, individuos que han perdido toda fe en que se pueda hacer algo por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás, pueden probar diferentes tratamientos, y al mismo tiempo asegurar a todos que hay poca esperanza de mejoría.” Palabras de Edward Bach. Puedes ver cada esencia en La Curación por las Flores (Ed. Edaf).

gorse

Como puedes observar, si administramos junto a Olive la esencia Gorse, estaremos ayudando a que el estado anímico del animal mejore, así como su sistema inmunitario (puedes leer sobre ello en el libro de pablo Noriega que te he comentado más arriba).

Concluyendo para no extenderme más

Si añades al tratamiento de cualquier animal desvitalizado una mezcla floral de Olive y Gorse, ya sea tratamiento natural o incluso tratamiento alopático (por ejemplo antibióticos, e incluso quimioterapia, de los cuales personalmente me mantengo alejada pero no estoy en contra si es que le sirven a alguien o el paciente ya los está tomando), estarás dando un aporte energético al individuo para poder gestionar tanto los recursos que tiene en su organismo como el tratamiento que se le esté administrando.

Por lo tanto, esta que has visto es una buena manera de empezar a familiarizarte con las Flores de Bach:

  • si tienes un animal enfermo en casa, le estarás ayudando si toma 4 gotas, 4 -5 veces al día de esta mezcla floral.
  • si tienes una clínica, esta mezcla floral es una buena manera de empezar a prescribir Flores de Bach de forma eficiente y sencilla, y así abrirte puertas a implementar las Flores de Bach como tratamiento de rutina en tus servicios (e ir profundizando en su uso para poder llegar a prescribirlas en todo su potencial, pero poco a poco, que Roma no se construyó en un día, o sí?).

Los enlaces que necesitas:

olive etc per blog

Nos leemos pronto: te agradeceré enormemente que si te ha gustado este artículo, lo compartas en tus redes sociales: