daka

Si te ha pasado es muy frustrante. Tanto si eres amante felino como si eres veterinario, cuando te encuentras ante un gato que no responde a ningún tratamiento para su Síndrome Urológico Felino, o sí responde, pero lo hace una y otra vez, porque una y otra vez vuelve a caer en infección de orina que le hace estar molesto a la hora de orinar…

De un vistazo

No te voy a contar qué es el síndrome urológico felino o la cistitis idiopática felina, ó cómo hacer un tratamiento casero, sino como apoyar al tratamiento vet, porque es un tratamiento de urgencia, el cuál debe tratar tu veterinario. 

Sospecha que tendrás que visitar al veterinario para saber qué le ocurre a tu gato si…

· Tiene dificultad para orinar (a veces se confunde con constipación).
· Intenta orinar, u orina mas frecuente que lo normal.
· Orina en lugares poco usuales.
· Orina con sangre.

Hay más sintomatología (mira en el apartado signos clínicos de este interesante artículo de Argos), pero prefiero no marearte con ello e ir directamente a lo que sí podemos hacer. En el link de Argos tienes info amplia sobre qué es y qué hay de nuevo en problemas urinarios felinos, sobretodo la cistitis idiopática, lo podrás leer cuando quieras. Ahora céntrate: tú y yo nos centramos en lo que está en tus manos como gato adicto o como veterinario que desea un arma natural efectiva en su arsenal contra los problemas urinarios recidivantes.

Qué tenemos

Una vez le ha ocurrido la obstrucción urinaria o la cistitis más de una vez a tu gato, hay que parar el círculo vicioso. Si acaba de salir de uno de estos episodios, o aún está convaleciente, es hora de empezar con el apoyo natural.

Y aquí interviene la medicina natural: un gato feliz, sin estrés, y bien alimentado es difícil que desarrolle cistitis idiopática felina: vamos a buscar la manera de que poco a poco el círculo vicioso vaya frenando su velocidad, hasta parar del todo. Así obtendrás un gato más sano que antes.

Tres acciones a realizar

· Conoce a tu gato: en los problemas recidivantes, algunas veces el factor emocional no está contemplado, y cuando empezamos a atender las necesidades emocionales/comportamientales del gato, los problemas de salud aminoran o desaparecen. Debemos cuidar su salud mental. Es por ello que tenemos que revisar si el lugar donde vive el gato le es estresante (por exceso – “peligroso, alterante” ó por defecto “aburridooooo, soledad”) o no, y, si es estresante, eliminar el máximo de factores para que el cuerpo del gato ya no viva en alarma constante y pueda centrar su energía en resolver su problema urinario. Desde un lugar fuera de peligro y momentos de calma o actividad sana, el gato puede disfrutar de la quietud mental y la confianza, elementos clave para que el sistema inmunitario de un cazador innato pueda recuperarse.

· Construir tejido sano se hace con material de calidad: no puedes construir una torre de ladrillos de oro con ladrillos de hojalata. Si lo intentas, te saldrá una torre de hojalata, por más que en la tele salga que los ladrillos de hojalata pintados de color dorado construyen torres de oro. Alimenta bien a tu gato. Si quieres, un día hablamos de qué tipo de alimentación es interesante para tener un gatoamigo saludable, pero mientras tanto, estos artículos te ayudarán a vislumbrar la dieta natural más adecuada, y además te aconsejo que leas los libros de Kymythy Schultze, así como los del Dr. Belfield, experto en ortomolecular canina y felina. Además, sincrónicamente, Eider Suso ha escrito un artículo para terapia Felina sobre el tema, que resume bien la idea.

Ahora mismo, revises o no hoy la alimentación, puedes empezar ya con el apoyo en su dieta actual con zumo de aloe vera, ya sea mezclado en su comida, ya sea mezclado en algo más jugoso, como un poco de latita natural de calidad. Empieza de a poco, llegando a una dosis de mantenimiento de 1 ml/kg, porque queremos que lo tome durante largo tiempo (meses, al menos 3) hasta conseguir, entre todo, un sistema inmunitario sano.

· Aportar soporte donde antes no lo habías hecho: las Flores de Bach llegan a lugares que el tratamiento alopático no llega. Como son complementarias y compatibles con cualquier tratamiento, no tienes por qué abandonar el tratamiento clásico que le estás dando a tu compañero felino, sino que sencillamente, añade los beneficios de las Flores de Bach a su tratamiento: impulsarás la calma, y recuerda que es muy importante para que el sistema inmunitario pueda lidiar con la enfermedad.

También impulsarás otros estados energéticos necesarios, no tan contemplados por la veterinaria clásica, que harán que el organismo del animal sea más inmunocompetente: con las Flores de Bach será más capaz de gestionar sus miedos, su adaptación a lo que ocurre a su alrededor, y sus emociones, como el desbordamiento por exceso de estímulos o el aburrimiento profundo, según sea el caso.

Reduciendo sus miedos, su estrés, su desbordamiento mental por todo lo que sucede alrededor, el gato tiene un organismo más competente frente a enfermedades. Pregúntale esto al amigo cortisol y a los amigos neurotransmisores de la felicidad/ansiedad.

· Hay más acciones, tantas como desees, pero empieza por aquí. Dar una buena base es empezar con buen pie el camino hacia un cuerpo sano.

Las Flores de Bach clave en problemas urinarios:

No nos pondremos de acuerdo todos los terapeutas florales, eso ya lo sabes si estás iniciado en el tema. Es por ello que te indico las esencias más frecuentes que suelen funcionar en estos casos:

urinario gatos

Muchas veces con las 4 primeras de la imagen ya es suficiente, pero aquí te comento todas:

· Elm: muy necesaria; los gatos se desbordan muy fácilmente en ambientes humanos, sobre todo si no hay gatificación en la casa (googléalo). Dale un par de cambios a tu gato y así obtienes un gato estresado…también si ha habido ruidos o entradas y salidas de casa fuera de rutina, o ha habido mudanza, o hay niños, o hay nuevos individuos caniños o felinos.

· Walnut: por lo mismo que te acabo de comentar, y porque Walnut y Aspen ayudan al individuo a crearse un escudo emocional frente a nuevos cambios o situaciones peliagudas. Será más fuerte frente a influencias externas, sean del origen que sean.

· Aspen: además de lo anterior, ayuda al animal a gestionar sus miedos y sus “saltos por pánico” (los describo así) junto a Rock Rose, esas reacciones tan felinas de huida o reacción adversa a algo que para nosotros no es nada terrorífico (una escoba, una cuchara que cae en el suelo, etc).

· Water Violet: si tu gato es como el de Simon’s Cat, es decir “muy gato”, seguro que tiene ese típico momento de “me molestas, súbdito, quiero estar solo”. Eso es Water Violet. Si no puede disfrutar de todos los momentos de soledad que necesita un animal al que le gusta disfrutar de su individualidad, el gato también se sentirá estresado, no por lo que sucede fuera solamente, sino porque su espacio vital está invadido.

· Rock Water: hay más razones por la que elijo esta esencia cuando hay problemas urinarios, pero la principal es la de apoyo a desmontar el embrollo mental de desbordamiento (ayudando así a Elm): un animal de costumbres, cuando le rompes su rutina, se desestabiliza rápido, y Rock Water ayuda a que no haya tanta desestabilización y a aceptar que hay que fluir con lo que va ocurriendo cada día.

· Esencias de Apoyo a Riñón (MTC): Olive y Gorse, ya sabes por qué si leíste el anterior post.

· Si hay infección o cristales a “limpiar”, añadiremos Crab Apple, el gran limpiador de enfermedades de ataque. Es muy frecuente añadirla en estos casos.

· Si está claro que el miedo es algo que está presente, hay que incidir más: además de Aspen, considerar Mímulus y/o Rock Rose.

· Si está claro que los episodios de problemas urinarios empezaron un día que el gato lo pasó muy mal (o úna época), considera Star of Bethelehem, gran apoyo energético también (como Olive y Gorse), pero “especialista” en gestionar traumas…

Como decía al principio, habrá más posibilidades de tratamiento floral (eso es la belleza de aprender el uso de las Flores de Bach), pero estas esencias son muy útiles en un primer golpe de ataque frente a un “basta ya, tenemos que salir de este círculo vicioso” que decíamos al principio.

Te reto a que ante un nuevo caso de problemas urinarios, pienses si puedes realizar las 3 acciones (mejorar el ambiente del gato, mejorar su alimentación ni que sea un poco, por favor, y aportar Flores de Bach). Y al menos prueba durante un mes y medio el tratamiento floral.

Un extra: Rescue Remedy

Por cierto que mientras eres consciente de que tu gato lo está pasando mal (por ejemplo en una mudanza, una operación, un nuevo inquilino), por favor, sé civilizado, y evita que llegue a estos extremos de tener enfermedad urinaria recidivante, aportándole Flores de Bach individualizada o al menos la mezcla clave “anti incendios”: el llamado hexa-remei de Ricardo Orozco, es decir: una mezcla de Rescue remedy + Walnut durante los días antes y los días posteriores a su momento “fatal”.

Veterinaria/o, esta mezcla (hexa-remei) también va por ti, pues es muy interesante a entregar al cliente como apoyo emocional a gatos en cambios de casa, cambios de familia, pre y post operatorio, junto a Feliway® si así lo prefieres, si no tienes aún muy claro el hecho de personalizar mezclas de Flores de Bach pero deseas ayudar emocionalmente al gato… y es un punto a recordar en tu implementación de las Flores de Bach en la clínica 😉

Por favor, si quieres volver a saber de mí, no olvides suscribirte a la newsletter de Vida Natural Animal, te espera un regalito interesante si te subes al barco.