¿Qué es Reiki?

En Vida Natural Animal utilizamos el Reiki Usui Tibetano, un sistema de sanación muy recomendable para todo el mundo. Unos lo usarán para sí mismos, y otros para ayudar a la sanación de amigos y familiares… Y muchísimos de nosotros lo utilizamos para apoyar a la curación de nuestros amigos animales y pacientes de cuatro patas.

Rei significa “espiritu”, y Ki significa “energía”, así pues el Reiki se podría traducir como “energía espiritual”. Tiene más significados… Pero Reiki es algo que cualquiera, aunque no sea espiritual, puede utilizar con grandes beneficios para sí mismo y para quienes le rodean. Se utiliza en todas (todas) las especies: animales y vegetales. Peces, cobayas, ficus, perros, gatos, periquitos, caballos, búhos, humanos, gaviotas, robles, fresnos… todos se pueden beneficiar.

La energía Reiki, se puede considerar como la energía universal, la cual viaja a través de nosotros para llegar a quienes necesitan sanación. Podemos sentirla en nuestras manos si estamos iniciados, pero en realidad Reiki fluye a través de todo nuestro sistema energético (chakras, meridianos…). Cuanto más Reiki practicas, más capaz eres de sentir este fluir energético.

La palabra Reiki también se utiliza para describir la técnica de sanación Japonesa de imposición de manos (Reiki Usui Tibetano). Los que practicamos esta técnica no somos “sanadores”, sino que somos “practicantes” de Reiki, pues nosotros no manipulamos la energía, sino que sólamente actuamos de canal, permitiendo que llegue allá donde sea necesario, creando un espacio de sanación para dar paso al proceso de autocuración que todo ser vivo puede impulsar en contacto con la energía universal (Reiki). En realidad, cada individuo es responsable de su propio proceso de sanación, y Reiki es una manera de dar apoyo a este proceso.

Los que practicamos Reiki deberíamos saber que no “damos” Reiki: ya está ahí, no lo creamos nosotros. Hay expertas en Reiki que dibujan mejor lo que hacemos, diciendo: “No das Reiki, eres Reiki”. La energía universal está llenándolo todo, (“todo”, “energía inteligente”, “energía universal” son sinónimos aquí) por lo tanto, estamos más cerca de esto último que de “tomar” la energía de un lado y “entregarla” al ser enfermo o con problemas.

Beneficio para el que da y para el que recibe:

La técnica de sanación sirve al practicante también como práctica diaria de paz para, mediante Reiki, desarrollar su propia intuición, autosanación, y comprensión del proceso de sanación de los demás seres vivos. Durante el aprendizaje de Reiki, el practicante aprende acerca del espacio energético de sanación que se crea entre practicante y receptor, y con el tiempo la sensibilidad a los efectos de la energía crece, entendiendo así cada día más los efectos del Reiki.

A medida que practicas Reiki se profundiza tu intuición y se incrementa tu capacidad de autosanación a todos niveles, de forma holística: Reiki impulsa la sanación a nivel mental/emocional, físico, y espiritual. Se encarga de llevar al ser hacia su propio equilibrio a estos tres niveles, y siempre va a buscar erradicar la causa del problema: el problema emocional o la enfermedad aquí se entiende como causada por un bloqueo energético/emocional no gestionado que hay que reequilibrar o desbloquear. El flujo de la energía universal irá equilibrando el organismo de forma que los bloqueos energéticos se desbloqueen y se restaure el flujo energético del cuerpo allí donde antes no fluía correctamente. Los efectos de este fenómeno, son la curación en mayor o menor grado, dándose mejoras sintomáticas, mejoras en el carácter, y mayor bienestar, entre otros beneficios. Estos efectos pueden verse rápidamente o tras varias sesiones, dependiendo de la profundidad/gravedad del problema que estamos tratando. Como suele ocurrir en terapias holísticas, cuanto más antiguo es un problema o enfermedad, más sesiones necesitaremos para restaurar el equilibrio y notar una mejora. Eso sí, sin efectos secundarios y promoviendo la salud global del ser vivo que recibe la sesión.

Usos y beneficios del Reiki en Animales

El Reiki es ideal para usarlo en perros y gatos y otras especies además de humanos, porque es una terapia amable, no invasiva, y no requiere de contacto físico (muy interesante en animales traumatizados o muy asustadizos, así como animales salvajes o animales maltratados).

Si lo hacemos de forma respetuosa y consciente no causa estrés, ni incomodidad, ni dolor, y proporciona muy buenos resultados.

Los animales responden intuitivamente de forma positiva al notar el soporte que les proporciona el Reiki a nivel de sanación emocional, comportamental, enfermedades físicas y heridas.

Para animales que están sanos, el Reiki les ayuda a mantener su salud, a promover la relajación, y les proporciona momentos de paz y satisfacción.

Para animales enfermos, el Reiki es maravilloso como método de sanación, así como un complemento perfecto a otros tratamientos. Puede combinarse con cualquier tratamiento veterinario, impulsando así los efectos de dicho tratamiento. Y reduciendo los efectos secundarios de tratamientos como la quimioterapia.

Combinable con otros tratamientos:

También es una herramienta notoria si la utilizamos junto a terapias naturales como la Homeopatía y la Medicina Tradicional China. Personalmente te puedo comentar que en el caso del tratamiento junto con Flores de Bach hace un trabajo fantástico de impulso: si además de las esencias florales adecuadas utilizamos Reiki para el mismo animal, notaremos la mejora mucho antes y en más profundidad, ya sea a nivel físico, comportamental o emocional. Así que si acabas de cursar nuestro curso online de Flores de Bach para Animales o aún estás en ello, te animo a probar el Reiki tanto en el animal que ayudas como en su humano (si se deja!), y verás mejoras!

No es menos importante considerar el Reiki como una herramienta de acompañamiento al final de la vida de nuestros amados compañeros: es un gran apoyo energético que reconforta y da fuerza frente al dolor, miedo, ansiedad, etc., y da valentía al grupo para la partida hacia la muerte. Para los que se quedan, humanos y no humanos, el Reiki seguirá siendo una herramienta que les ayudará a llevar un poquito mejor el duelo y gestionarlo adecuadamente.

Reiki se aprende a través de los cursos de Iniciación, en los que aprendes la técnica y las formas de uso, así como el código ético de los practicantes de Reiki. Los dos primeros niveles son muy interesantes para aplicarlos en animales, tanto en consulta como en casa, por eso decidí ofrecer los cursos de Reiki 1 y Reiki 2 para personas que no conocen aún el Reiki.

Estos cursos también los puedes cursar si ya te has iniciado a Reiki por otras vías, pero nadie te ha explicado cómo usarlo en animales (los intríngulis del Reiki para Animales…chulísimo para aprovechar al máximo el Reiki sin dudas y con pleno respeto al animal que tratas).

Si quieres iniciarte al Reiki Usui Tibetano conmigo, para aprender a usarlo en Animales humanos y no humanos, no dudes en consultar fechas aquí.

Si ya estás iniciado en Reiki pero quieres saber más acerca del Reiki para Animales, mira el temario del curso online de Reiki para Animales.

Si quieres saber más sobre Terapias Naturales para Animales no te olvides de inscribirte a la Newsletter gratuita de Vida Natural Animal.

 

sello federacion 2663 reikiEscrito por Mercè Giménez, veterinaria natural coordinadora de Vida Natural Animal y Maestra de Reiki federada núm.2663.

Enlaces relacionados:

· No consigo dar Reiki calmadamente a mi perro/gato, creo que me falta algo

· Reiki en los hospitales

· Reiki para Animales

· Los 5 principios Reiki en los animales de compañía

· Reiki para animales, curso presencial

· Terapias manuales de sanación, curso presencial de EFT para Animales