gedva ladridos foto

Guestpost de Silvia Beseran (GEDVA)

Los ladridos suelen ser algo molesto para muchas personas, o nos preocupa que el perro pueda molestar a los vecinos, y buscamos muchas veces la forma de eliminarlos sea como sea.

Pero quizás lo más importante es saber por qué ladra en exceso el perro, porque la causa subyacente al ladrido es en realidad la clave a descubrir.

Lo primero es saber que un ladrido es algo totalmente natural en un perro, y esto parece algo evidente, pero para algunas personas no lo es. Los perros ladran, sueltan pelos en casa, rompen cosas porque les gusta morder y masticar, hacen agujeros en los jardines porque les gusta prepararse una cama fresquita o para enterrar un “tesoro”… Todos son comportamientos naturales que debemos aprender a aceptar si decidimos tener un perro porque forman parte de su naturaleza “perruna”.

Otra cosa es si alguno de estos comportamientos detectamos que es mucho más exagerado de lo que se consideraría “normal” o “natural”. Por ejemplo, un perro que está ladrando durante horas seguidas, nos está diciendo que algo le pasa.

 

Los ladridos en exceso nos avisan de que algo no va bien en nuestro compañero

Si castigamos o eliminamos esta conducta molesta sin saber realmente lo que le pasa, estamos perdiendo esta información tan importante y le impedimos un medio de comunicación y sobretodo una vía de expresión.

Los perros ladran por muchos motivos, pero siempre es una expresión emocional: un perro ladra si está contento, si está enfadado, si está nervioso, si tiene miedo…

Si un perro ladra demasiado, es que sus emociones no están bien, que algo le está pasando, puede que tenga demasiado miedo, que se sienta siempre muy frustrado, que esté excesivamente nervioso, que tenga calor, hambre, sed…

 

Las alteraciones emocionales que derivan en un exceso de ladrido están producidas por el estrés. Un perro puede estar estresado por muchos motivos, pero las causas principales son:

 

· Un desequilibrio en sus necesidades físicas y emocionales

· Bloqueos emocionales producidos por una educación inadecuada

· Por que le transmitimos nuestro propio estrés de forma directa o indirecta.

 

Si queremos solucionar un problema de exceso de ladridos por lo tanto, debemos solucionar los desequilibrios emocionales que los están generando.

Si queremos un perro tranquilo, equilibrado y sano debemos tratar su estrés, y solo de esta manera, su ladrido disminuirá de forma natural, sin necesidad de castigarlo o enfadarnos con él.

Es importante que conozcamos algo sobre el estrés de nuestro perro, pues nadie nace sabiendo, y hoy día somos muchos los que convivimos con cánidos. Es necesario conocer de cerca el estrés para que viva con nosotros con el máximo bienestar, por ello en este breve curso de introducción aprenderás algunas bases de apoyo frente al estrés: Estrés canino: funcionamiento, causas y síntomas.

Tomando sus ladridos como un aviso de que lo debemos ayudar, y actuando en consecuencia tratando su estrés, es como finalmente nuestro compañero estará sano y feliz.

 

Silvia_beseran

Escrito por Sílvia Beseran, Educadora Canina, fundadora y Formadora de Gedva. Puedes saber más sobre su extenso curso “Cómo crear un programa para calmar el estrés y ansiedad de tu perro” aquí, click!

 

Más información:

Las Flores de Bach y un buen conocimiento de la terapia floral para animales puede ayudarnos muchísimo a obtener buenos resultados en casos de estrés con ladridos, ansiedad, miedos, etc. No te pierdas el Descuento que termina pronto del Curso de Flores de Bach para Animales.

El EFT – tapping puede ayudarnos a la comprensión de la causa que está provocando que nuestro perro esté ladrando en exceso: Qué es el tapping?