En el artículo I vimos la Historia del Aloe vera….Hoy nos vamos a adentrar un poco más, ….así te irás dando cuenta de lo interesante que es esta planta a nivel terapéutico, y, si viste en el Curso Online de Aloe Vera, dentro del Curso Online de Terapias Naturales para Animales, podrás rememorar datos para implementar:

Contenido del gel de Aloe vera:

El aloe contiene todos estos nutrientes que veis en la imagen. Y más, hasta 75. Además, en la misma imagen podemos reconocer una hoja (o penca) cortada de aloe vera. Aquí vemos la corteza, gruesa, que hace que la planta conserve la humedad dentro de sí misma:

contenido gel aloe

Después de la corteza, más profundo, hay una parte de transporte entre la corteza y el centro de la planta, y luego ya llegamos a la parte interna o parénquima de la hoja que es lo que nos interesa a nivel terapéutico. Es el gel transparente y húmedo que vemos en el interior de la hoja en la foto superior. Aquí abajo tenemos un breve esquema de las capas que tiene una hoja de aloe vera: desde afuera (corteza) hacia el interior (parénquima o gel):

capas

Esquema adaptado de Aloe Vera – Nature’s Gift. D. Urch.

El parénquima tiene textura de gel mucoso transparente, una vez abierta la penca u hoja, podríamos extraer el parénquima con cuchara, y obtendríamos, si no cogiésemos nada de corteza: una pieza transparente de consistencia gelatinosa, útil para aplicar sobre lesiones o para ingerir.

La parte de corteza no la usamos, ni la usan la mayoría de marcas de productos de aloe. Contiene antraquinonas, lo que es un poco contraproducente porque promueve el movimiento intestinal llegando a tener efecto laxante en exceso.

¿Entonces, si tengo plantas de aloe vera, cómo recojo la parte útil de la hoja?

Cortas la hoja a rodajas de un dedo de grosor, y extraes la corteza y la capa interior de la corteza, llegando a quedarte “solamente” con el gel interior transparente, sin nada parecido al color amarillento o verdoso cercano a la corteza. Ese gel transparente central es la parte útil. Es como si, de una rebanada de pan, desechases la corteza y sólo te quedases la miga. No obstante, si lo acabas de recoger de tu planta casera, sigue leyendo, pues quizás te sale mejor usar aloe vera de alta calidad.

La parte útil, el gel o parénquima, contiene más de 75 nutrientes interesantes: a destacar:

  • Lignina: Sustancia fibrosa que penetra en la piel. Es probablemente esta sustancia la que contribuye a que los preparados de aloe penetren a las capas dérmicas de la piel. Es un potente transportador que hace que cualquier tratamiento que apliquemos sobre la piel, si además aplicamos aloe, el tratamiento se absorbe mucho más rápidamente hacia el organismo, pudiendo usar flores de Bach a nivel local, que tendrán mayor efecto al hacer sinergia con el aloe vera. Útil en piel y mucosas.
  • Saponinas: con propiedades antisépticas, son excelentes para la limpieza de la piel. Hacen que el gel de aloe promueva la limpieza más fácilmente: para reparar tejidos: desinfecta, hidrata, y suele ser un buen sustituto (en heridas pequeñas) de la povidona yodada (Topionic), pues el Topionic suele resecar la piel que tiene que regenerarse, dificultando así la recuperación de tejido al deshidratarlo, aunque almenos ha desinfectado, mientras que la aplicación de gel de aloe vera sobre la herida (previa limpieza de la herida adecuadamente con jabón natural y desbridando si es necesario), hidrata el tejido, lo revitaliza y promueve la recuperación, y por tanto la reepitelización, de una manera más veloz que cualquier otro tratamiento tópico alopático.

El resto de nutrientes hacen que la planta tenga propiedades nutritivas y antioxidantes, sobre todo cuando el gel de aloe vera es ingerido. Cuando este gel transparente es ingerido diariamente o incluso bid o tid, estamos aportando todos estos nutrientes al organismo. Ya sólo por nutrición (en siguientes posts veréis cómo más funciona la planta) es un remedio muy interesante.

  • Antraquinonas en menor cantidad que la savia y la corteza. En la cantidad en que se presentan en la parte parenquimatosa de la hoja de aloe, antraquinonas como el antraceno, o el ácido chrisopánico y la emodina, son beneficiosas para el organismo disminuyendo la inflamación y el dolor, así como aportando cierta acción antiinfecciosa.
  • Acemanano: sobre el acemanano se podría realizar un post entero de blog…! Se absorbe fácilmente cuando el aloe es ingerido. Es un polisacárido (glucomanano), con varias acciones interesantes: propiedades inmunomoduladoras, ayudando a devolver el nivel inmunitario normal del animal mediante estimulación de la funcionalidad de los macrófagos y linfocitos; también tinen efecto antiviral, reducen infecciones secundarias…
  • Vitamina B12 – cianocobalamina: también está presente en el aloe vera, la vitamina que muchas personas creen que sólo está en los productos de origen animal. Por ello, el aloe vera se ha convertido en un buen aliado de las perrsonas vegetarianas.
  • …Cada día se descubren más nutrientes/moléculas presentes en el aloe vera, útiles para el organismo de mamíferos, aves y peces. Recordarte que los minerales, vitaminas, enzimas y todos los nutrientes que contiene el gel de aloe, además de ser cuantiosos, actúan de manera sinérgica entre ellos, tanto para ser absorbidos fácilmente por el organismo, como para aportar salud en la bioquímica del animal.

Para nosotros la administración de aloe vera por vía oral es muy interesante tanto sola como junto a esencias florales de Bach (en gestión emocional, ver después uso oral). Es una mezcla bastante potente que es ayudante de cualquier tratamiento.

La mayoría de tratamientos pueden ser mejorados con aloe, sean naturals, alopáticos o mixtos. Por ejemplo, en un animal que está siendo tratado con antiinflamatorios como corticoides, de manera prolongada, si toma gel de aloe vera, conseguiremos una menor aparición de efectos secundarios del tratamiento alopático. También, probablemente, conseguiremos una reducción de la dosis de dicho tratamiento alopático. E incluso una reducción de días de tratamiento hasta llegar a la curación o mejora de calidad de vida. El aloe pues, promueve que el organismo en sí se repare, es un gran ayudador.

 

Acciones reconocidas del aloe

Es importante que, si usamos pencas de aloe, tengamos en cuenta la edad del vegetal: se recomienda que como mínimo tenga 3-4 años de edad para que tenga todas las propiedades que abajo citaremos. Pero, además, no es lo mismo consumir aloe que se ha criado al lado de la contaminación de una carretera, que consumir aloe cuidado en plantaciones específicas para obtener aloe con propiedades curativas.

acciones aloe

  • Sinergia: Los nutrientes de aloe trabajan en sinergia entre sí. Los animales enfermos sufren de alto grado de oxidación: no será lo mismo pues, tratarlo con 2 ó 3 vitaminas antioxidantes por separado (algo harán), que realizar un tratamiento con aloe vera que ya contiene gran cantidad de antioxidantes y más moléculas que se combinan perfectamente entre ellas para que en sinergia se promueva la recuperación de tejidos y por tanto de la salud. Todos los componentes del aloe vera que son ingeridos trabajan en sinergia entre ellos. Es más, estos componentes también trabajan en sinergia con otros tratamientos que está recibiendo el animal, sean naturales o no.
  • Es Adaptogénica: se adapta al individuo el cual la ingiere: tanto si el animal tiene diarrea como si tiene estreñimiento, la planta de aloe vera va a ayudar a que el organismo se regule; tanto si tiene hipersensibilidad como si tiene inmunodepresión, el aloe vera va a ayudar al organismo: el gran contenido de nutrientes y la combinación de ellos hace que la función del aloe vera se adapte al organismo a tratar, y mejore su funcionalidad (tenga la patología que tenga). Esto, en alopatía no es nada común: o das un antidiarreico, o das un tratamiento que promueva la evacuación; no se suele dar un mismo tratamiento para dos patologías antagónicas…Esta es una de las curiosidades y beneficios del aloe: que es adaptogénico.
  • Induce equilibrio orgánico: a nivel visual, cualquier persona que usa el aloe vera, observa que el animal que toma de manera regular aloe vera mejora su pelaje, su piel y la función motora, entre otras mejoras.
  • Antioxidante: el aloe contiene vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Al administrar aloe de manera continuada, su composición hace que el organismo cada vez tenga más capacidad de uso de los antioxidantes para reparar toda la oxidación que está teniendo lugar en el cuerpo a causa de la enfermedad. Un ser sano, por el mero hecho de respirar ya se está oxidando (ejercicio, vida urbana, ingerir aditivos como colorantes…): todo esto oxida tu cuerpo, hace que tu bioquímica no sea óptima y se creen radicales libres que promueven la oxidación del organismo. No obstante, un ser sano, en condiciones óptimas, sintetiza sus propios antioxidantes de manera endógena, y de esta manera va eliminando los radicales libres. Así se puede controlar la oxidación, no llegando esa a ser excesiva (hay que tener en mente, que es difícil estar lejos de la oxidación, pues casi nadie está viviendo en condiciones óptimas, véase por ejemplo la alimentación llena de aditivos que toman nuestros compañeros y nosotros mismos…así que posiblemente los antioxidantes endógenos no serán suficientes en casi ninguno de nosotros…). Un animal enfermo, dado que tiene tejidos disfuncionales, tiene que lidiar con más oxidación de la que su cuerpo puede controlar con sus antioxidantes endógenos. Por tanto necesita ingerir sustancias que le ayuden de manera exógena a controlar la oxidación de tejidos: necesita pues antioxidantes exógenos, y es ahí donde intervenimos nutricionalmente. Una de las intervenciones nutricionales que podemos realizar de manera sencilla es administrar zumo de aloe vera oral al animal enfermo: al ser ingerido de manera rápida y continuada, aportamos antioxidantes en cantidad suficiente para ayudar al animal a lidiar con la oxidación excesiva.
  • Nutrientes esenciales
    • Interesante pues por ejemplo, el aloe aporta el grupo de vitaminas B, necesario para el sistema nervioso de animales con stress y ansiedad – el animal, gracias a todos los nutrientes que recibe ingiriendo aloe, tiene más recursos para recuperar la funcionalidad bioquímica de sus tejidos, al llegarle mediante el aloe nutrientes que antes no le llegaban.

Se puede administrar indefinidamente. Si el animal sufre enfermedad de la que no conocemos la causa: poco a poco ayudamos al animal a que la red bioquímica que no está funcionando bien vaya reparándose, capa a capa. En este caso le daremos tiempo largo el aloe vera.

Si el animal está moderadamente sano o se acaba de recuperar de una enfermedad moderada y crees que está recuperado, a mi me gusta darle el aloe sólamente a temporadas en las que pueda haber un exceso de demanda en el organismo, por ejemplo en los cambios de tiempo (otoño, primavera). Entre tanto, promueves que sea el propio cuerpo el que se refuerce. Puedes administrarlo, por ejemplo, antes de o durante brotes de problemas dérmicos. Damos un apoyo como prevención, como en nosotros cuando nos tomamos vitamina C al llegar el frío para evitar caer enfermos de gripe.

    • El aloe es de acción muy general y al mismo tiempo aporta mucho a nivel nutricional al animal. Puedes empezar a comprender la importancia del apoyo nutricional aportando aloe, que es fácil de entender, y luego profundizar más en tus conocimientos acerca de apoyo nutricional mediante agua de mar y nutrición ortomolecular en suplementos.
    • Animales con IRC ayuda mucho a distintos órganos que por IRC están comprometidos, aportas nutrición y antioxidantes necesarios en una enfermedad tan desgastante.
  • Limpieza natural (saponinas)
    • Ayuda a limpiar heridas después de limpiar con agua y jabón, en lugar de Topionic. (Gel de aloe  recién abierto es tan potente a la hora de limpiar como el suero salino fisiológico, y más nutritivo).
    • Heridas grandes: si aplicas aloe en la herida ya limpia, aplicar el aloe encima: entran componentes regenerativos de la piel, y la reepitalización se da 3 veces más rápido que otros productos del mercado. Ver post sobre Mordeduras.
  • Penetración piel: por su contenido de lignina, su penetración es rápida y profunda en la piel.
  • Mezcla y exfoliante: es un buen homogeneizador de sustancias que deben aplicarse en la piel, como otras terapias naturales tópicas. También es un potente exfoliante: elimina células muertas de la piel gracias a las enzimas proteolíticas que contiene y a la acción previa del ácido acetilsalicílico (también contenido en el aloe) que ablanda la queratina de los tejidos donde hemos aplicado el aloe.
  • Mejora circulación sanguínea
  • Mejora cicatrización/ lesiones: como hemos comentado, se obtiene una cicatrización hasta 3 veces más rápida que con métodos convencionales.
  • Antimicrobiano amplio espectro: sobre todo a nivel tópico, es muy útil parando el crecimiento de colonias bacterianas y fúngicas, así como evitando que lesiones por virus se extiendan.
  • Antiinflamatorio, antipirético, antiprurítico: por ello es un buen ayudante de fármacos con estas propiedades: suma su efecto al del fármaco, llegando a hacer que podamos disminuir la dosis de fármaco que necesita para paliar los síntomas. Además, administrado por vía oral de forma continuada no tratará sólo el síntoma, sino que el aloe irá mejorando la funcionalidad bioquímica del animal de manera global y mejorará su calidad de vida. Evita así la dañina sobredosificación con fármacos antiinflamatorios esteroideos o no esteroideos, o antipiréticos.
  • Efectos secundarios no medibles, mejora efectos de otros tratamientos. Ten cuidado porque hay mucha bibliografía “de meter miedo”, que dice que el aloe vera es tóxico en conejos, en aves, etc. Ten en cuenta que es probable que estén hablando de productos que contienen corteza de aloe además de la pulpa, o incluso hablan de experimentos sólo com corteza de aloe…y ya hemos dicho que lo que usamos nosotros es el interior de la hoja: la pulpa o gel de aloe (parénquima). Así que, antes de quedarte con la primera opinión disonante o interesada en que no uses esta terapia natural, pregunta a alguien que ya use el aloe vera en animales. Alguien que ha sido muy didáctico en mi camino ha sido David Urch, veterinario experto en aloe vera para perros y gatos, que usa este remedio en todas las especies domésticas, aves y conejos incluidos.  Su libro me ha ayudado mucho a entender esta planta a nivel terapéutico: Aloe Vera Nature’s Gift.

En el grupo facebook de los alumnos de Terapias Naturales para Animales online, los participantes han ido recomendando varias marcas de gel de aloe oral y en crema que son útiles para lo que estamos comentando. En el curso hablamos sobre el aloe: vamos nombrando marcas y hablando de posología, y se estudia al ritmo que desees, que el aloe hay que saborearlo para conocerlo.

A la hora de usar un tratamiento para nuestros animales, si no sois veterinarios, es importante tomar responsabilidad de la enfermedad que sufre vuestro animal y aportar lo máximo posible de manera natural y holística. Por ello, mejor que mejor si antes se ha diagnosticado la enfermedad y se ha descrito la sintomatología que tiene. Así podemos saber a qué atenernos y saber cómo vamos a poder ayudar al enfermo. Además, cada día son más las consultas y centros veterinarios que tratan a sus pacientes con terapias holísticas, así que si buscas un poco, estarás en buenas manos.

Si estás haciendo el curso, espero que te esté encantando. Si no, mira: más sobre el aloe vera y otras terapias en el Curso Online de Terapias Naturales para Animales

 

8 artículos clave sobre aloe vera para perros y gatos:

No te pierdas este tesoro, lo tienes aquí.