De Dogs Naturally. Lo he seleccionado puesto que en las épocas de cambios de tiempo, con el calor, muchos veterinarios naturales encuentran interesante realizar una depuración hepática. Aquí tenemos una opción de depuración. Disfruta. Mercè

Los animales domésticos, al igual que los humanos, están expuestos diariamente a toxinas. Hay toxinas en la comida que comemos, en el agua que bebemos, y en el aire que respiramos. No podemos escapar de  ellas. Y, al igual que los humanos, el hígado de los animales tiene la función de filtrar estas toxinas de la sangre. Dado que el hígado trabaja tan duramente filtrando y eliminando todas estas sustancias tóxicas, es altamente susceptible a ser seriamente dañado.

“La detoxificación es un proceso muy importante no sólo para humanos sino también para nuestros compañeros animales. Podemos estar alimentando a nuestros amados peludos con las mejores comidas del mundo, pero el epitelio intestinal “obstruido” por las toxinas no permitirá a los nutrientes esenciales pasar, dando lugar a un sistema inmunitario debilitado. Un sistema inmunitario débil en nuestro compañero animal supondrá una multitud de problemas!” – Rodney Habib

 

Daño Hepático

Existen diversas causas de daño hepático. Virus, bacterias, fármacos, toxinas (anteriormente mencionadas), radicales libres y la inflamación son culpables de causar estragos en el hígado. Algunos signos de daño hepático incluyen: pérdida de apetito, letargia, ictericia, orina oscura, encías pálidas o pérdida de peso aguda sin causa aparente.

Las empresas farmacéuticas crean productos con propiedades curativas y preventivas cuando, a veces, lo único que tenemos que hacer es mirar alrededor…y podemos encontrar tratamientos a través de los alimentos y maneras de prevenir enfermedades de una manera más natural, a veces incluso las podemos encontrar justo debajo de nuestros pies en nuestros campos. Una de las cosas más asombrosas que la Madre Naturaleza es capaz de hacer es producir plantas con propiedades curativas.

 

Consideremos el Cardo Mariano (Silybum marianum)

El cardo mariano es una planta de la familia de las Asteraceae. Nativa de las regiones mediterráneas de Europa, norte de África y Oriente Medio, este vegetal, praticularmente sus semillas y sus raíces, ha sido utilizado para uso medicinal desde hace más de 2000 años. El cardo mariano es una de las pocas hierbas medicinales utilizadas de manera tradicional que ha sido aceptada ampliamente por la ciencia convencional, por su valor medicinal significativo. Se le llama “milk thistle” (cardo de leche) en inglés por una característica de sus hojas, las cuales están manchadas de manera importante por puntos blancos.  Se han aislado tres compuestos químicos importantes en el cardo mariano: silicristina, silidianina, y silibina. La mezcla de estas tres sustancias se llama silimarina.

cardo mariano

Los humanos utilizan el cardo mariano como tónico hepático. Sin embargo, la silimarina ha sido últimamente aceptada en su uso en animales de compañía debido a que los beneficios que se han visto para los humanos, también han sido observados como beneficiosos para los animales. Puede utilizarse en perros, gatos, caballos, cabras, hurones y roedores para ayudar en casos de daño hepático o renal, hepatitis, ictericia, leptospirosis y recuperación de parvovirosis.

La enfermedad hepática en animales domésticos es más común de lo que podríamos esperar. Algunas razas de perros (como labrador retriever, dálmata y gran danés) son más susceptibles a las hepatopatías debido a una dificultad genética en la eliminación del cobre.

 

Reparación del hígado

Afortunadamente, las investigaciones muestran que el extracto de cardo mariano no sólo previene el daño hepático, sino que también lo repara.

Primeramente, el cardo mariano es un potente antioxidante. Los antioxidantes nos protegen de los llamados radicales libres, sustancias químicas que están en nuestro organismo. La exposición a las toxinas del ambiente pueden incrementar el nivel de radicales libres el cuerpo, los cuales pueden provocar gran daño celular. A esto se le llama oxidación y puede llevar eventualmente a cáncer, enfermedades cardíacas y artritis, entre otras. El cardo mariano protege al hígado de esta dañina oxidación.

Segundo, mientras que no pensamos necesriamente en la medicación como “toxina”, muchos de los fármacos de rutina y medicaciones prescritas pueden dañar al hígado si son administrados en dosis suficientemente grandes o durante largos periodos de tiempo. Los investigadores han observado que el cardo mariano puede realmente prevenir o reducir el daño hepático inducido por medicación. Si le has estado dando medicación a tu compañero peludo y estás concienciado acerca de las secuelas que producen los químicos en el cuerpo, el cardo mariano puede ayudar a eliminarlos.

Y tercero, si el hígado se ha debilitado debido a varios motivos, este será incapaz de eliminar toxinas. para combatir a los alergenos, el cuerpo sintetiza histamina. El hígado juega un papel importante en este proceso; elimina la histamina del cuerpo. Si el hígado está debilitado y saturado de toxinas, el hígado lucha y la histamina se acumula en el cuerpo, llevando al organismo a más reacciones alérgicas.

La causa de las alergias

De acuerdo con el artículo de Mark. E. Richardson “The Truth Cause of Allergies – It’s In The Liver”: … “El hígado debe procesar toxinas, y cuando no puede realizar su trabajo, las acumula. Si las acumula, esto produce aún más histaminas para protegerse. Si un alergeno está presente en el organismo, el cerebro envía un mensaje: “envía unas pocas histaminas! Creo que tenemos a un invasor aquí!”, y el hígado procede: pero envía demasiadas histaminas, y aquí tienes la respuesta alérgica – prurito, asma, estornudos, etc. Depura el hígado y quizás (…) te liberarás de la alergia/asma.”

silybum_marianum

Usos adicionales

El cardo mariano no sólamente ayuda a tratar y prevenir la enfermedad hepática. Aquí tienes una lista de indicaciones relacionadas con la planta:

Enfermedad renal: si ha habido daño renal en tu compañero animal debido a una infección, se ha demostrado que el cardo mariano contribuye a la disminución de los días necesarios para la recuperación.

Pancreatitis: aunque es rara en gatos, la pancreatitis es muy común en perros. Se puede administrar cardo  mariano a tu perro o gato para aliviar los síntomas.

Cáncer: se ha observado que el cardo mariano disminuye los efectos del cáncer sobre el organismo. Aún hay pocos estudios sobre el tema, pero ya existen los suficientes que han mostrado mejora y ayuda a la protección frente al potencial cáncer en animales.

Diabetes: los animales que sufren de diabetes a los que se les ha administrado cardo mariano han mostrado no tener que recibir tanta insulina como solían recibir anteriormente.

Claramente, el cardo mariano tiene un amplio abanico de efectos positivos en todo el organismo.

Sin embargo, el cardo mariano no debería utilizarse como preventivo, o “por si acaso”, sino que debería usarse como medio de depuración del hígado después de exposiciones a toxinas (fármacos, vacunas, aditivos químicos…) o como tratamiento para el daño hepático. El cardo mariano estimula el crecimiento de nuevos hepatocitos para poder reponer a aquéllas células que han muerto o están altamente dañadas, y ayuda a proteger al organismmo contra las toxinas (las cuales podrían provocar más daño aún).

Recuerda. Las plantas medicinales no deberían ser utilizadas durante largos periodos de tiempo. Gregory L. Tilford y Mary L. Wulff explican en su libro “Herbs for Pets: la manera natural de mejorar la vida de tu compañero animal”: “A pesar de la publicidad que se ha generado acerca de esta “hierba maravillosa”, el cardo mariano no debería ser usado como un suplemento alimentario. Es un edicamento que es mejor reservar para situaciones en los que el hígado está bajo un estrés fuera de lo normal”. Muchos médicos holísticos comentan que el cardo mariano debería ser administrado durante 3-6 semanas con 1-3 semanas de descanso.

De la misma manera, hembras embarazadas y lactantes no deberían recibir tratamientos con cardo mariano pues las investigaciones aun no son concluyentes.

Puedes encontrar cardo mariano en muchas tiendas de dietética, herboristerías, o en la sección de salud de supermercados. Se puede encontrar en forma de cápsulas, pastillas o extracto.

Los extractos más comunes de cardo mariano contienen 70-80% de silimarina. Cada extracto debería estar etiquetado con su porcentaje de silimarina. El extracto puede ser administrado con una dosis inicial de ¼ de cucharilla (de postre) por cada 9 kg de peso del animal al día. Esta dosis diaria debe repartirse en 2 – 4 veces al día en aprtes iguales. Con el formato en polvo, administrar 4-10 mg por kilo de peso, dos o tres veces al día. Lee las etiquetas cuidadosamente, discute las dosificaciones y, aunque no hay interacciones conocidas, es siempre importante consultar con el veterinario.

Escrito por Planet Paws en Dogs Naturally. Damos las gracias a Dogs Naturally por permitirnos realizar esta traducción y llegar así a todas las personas que leen en lengua hispana.

IMPORTANTE: Para estar informad@ del próximo curso o seminario de Nutrición Ortomolecular de Vida Natural Animal, inscríbete a esta lista exclusiva: quiero saber más sobre los cursos y seminarios de Ortomolecular para Animales. Y para estar informado de todo lo referente a Vida Natural Animal, suscríbete gratuitamente a la Newsletter.

Y para saber todo sobre Nutrición Natural, si sabes inglés esta es tu oportunidad: RawRoundup2015.