Escrito por Momo, un perro feliz que vive con Marta Clemente y más seres vivos! Hoy nos habla sobre piensos para perros…

momo2

Me llamo Momo, soy un labrador con mezcla de podenco de 4 años. Llevo desde mis tres primeras semanas de vida en la misma familia y hasta que tuve un año y medio (justo hasta que deje de crecer) tuve problemas de diarrea crónica provenientes de los problemas de alimentación y continuos dolores de estómago.

Mis compañeros humanos, por lo que les oigo decir, se preocupaban mucho por mi, por mi salud, por los juegos, las caricias… pero sin darse cuenta o por su desconocimiento me estaban mal alimentando, con lo que llaman comida seca o pienso.

Ya desde el primer día que me destetaron en la protectora donde nací, y con solo 3 semanas de vida empecé a comer esas bolitas marrones y duras, que ni podía masticar, así que me la mezclaban con agua, formando algo todavía menos apetecible.

Cada vez que subíamos de la calle, del paseo o de mis ratos de juegos, me acercaba corriendo y con hambre a mi comedero, pero siempre encontraba los mismo… bolas marrones. Así que optaba por no comer, mirando y pidiendo a mis compañeros humanos algo que no fuese eso, porque no me gustaba en absoluto. Pero como casi todos los humanos, son de oídos duros, escuchaba como decían “ya comerá cuando tenga hambre” y estaba más que hambriento. Solía escuchar de muchas personas que la mejor comida era esa, el llamado pienso y que comer comida de humanos para los perros era malo.

¿Pero si desde que somos lobos, nunca nos hemos siempre hemos comido carne?! Y no esas bolitas… pero lo dicho… hacían oídos sordos al asunto.

momo1

Durante un año, 365 días, tuve malestar o dolor de estómago,unas cacas que al parecer no eran nada normales, pero no podían ser de otra manera, si comía una vez a la semana (y poco) y bebía mucha agua. Por mas que las bolas cambiaban de sabor, de tamaño o incluso de color… a mi seguían sin gustarme y mi estómago seguía doliendo. Según escuchaba, decían que comía unas 10-14  bolitas y al parecer para un perro grande como yo, eso no era suficiente. Pero debo tener mucha energía, porque con esa comida me sentía lleno y tenía fuerzas para jugar.

Además que por mucho que me llevaban al odioso médico, no nos decían nada, la única solución era cambiar de bolitas, que suponía más dolor de estómago.

 

Y quedaron atrás los piensos para perros…

Pero llego el día, llegó ese maravilloso día que mi humana descubrió en uno de esos cursos suyos (que también ha hecho por mi, para trabajar mis problemillas de conducta) un pienso que no tenia ni trigo, ni maíz, ni arroz y eso era lo que mi estomago necesitaba. ¿Porque si provengo del lobo y soy un perro… para que necesito cereales? Mi cuerpo no los tolera!!! sobre todo el maíz y el trigo… el arroz cuando estoy un poco malo, pues a veces me viene bien, pero no comerlo todos los días de mi vida, eso no.  Y por lo que dicen, al año y medio, empecé a comer 3 veces al día y un montón de bolas. La diferencia entre estas y las demás, eran que este pienso si me gustaba, y ademas al comerlo, no me dolía el estómago. No sé ni de que sabor era, puede que de pollo o cordero, pero sé que llevaba carne y un poco de arroz y no como el resto, que era todo cereal y paja y un poco de carne (a veces ni llevaba carne). Pero claro, eso los humanos, no lo huelen ni lo notan.

Les dicen que todos los animales se tienen que alimentar de pienso… y yo opino… claro, es lo más cómodo; lo compras, metes el vaso, lo pones en el comedero y yo me lo como… si fuese así de fácil… pero mientras, ellos se hacen unas grandes y olorosas comidas.

Y queréis que os diga más… ya no me dan pienso! Y es la mejor opción que han podido ofrecerme! Ahora me alimentan de comida que se mezcla con agua y otra comida que es carne… y me encanta! Y como dicen ellos, estoy bien alimentado, nutrido, con las necesidades cubiertas, con brillo en el pelo, sin sarro, no huelo a perro (eso no lo entiendo del todo, porque soy un perro), hago mis necesidades en la calle muy bien y lo más importante… no me duele el estómago y soy pura energía.

De todo eso, creo que os irá hablando mi humana (cada mes o dos meses), que aunque ella dice que no es experta en alimentación yo creo que sí… porque hasta han abierto una tienda para que todos los animales tengan sus necesidades alimentarias cubiertas. Si quieres saber más sobre temas naturales en animales, recibe cada semana la newsletter gratuita de Vida Natural Animal.

 

Más sobre Marta Clemente, de Momo Bitxitos: 

Reiki para animales 

cursos en Momo Bitxitos

– Alternativa al pienso, cómoda, natural y de calidad humana: ver aquí.

– Más sobre alimentación: en el cajón “Alimentación Natural” de la guía en Inicio.

momo