Mi perro no quiere ir al veterinario. Flores de Bach para llevar mejor este “mal” momento…

Salir de casa. Subir al coche…

Ups, el coche no va al parque ni a la montaña… No iremos al veterinario, ¿no? Oh, no! SÍ VAMOS al veterinario…me van a pinchar, huele a perro asustado, a gato enfurruñado, y a veces incluso hay gritos…no me gusta.

NO quiero ir.

Me da miedo ir.

…Todo esto es lo que seguramente imaginas que piensa tu perro cuando lo ves con cara de trauma, de camino al veterinario. Ya sea porque quieres realizarle el chequeo anual, para ver cómo anda de salud, o ya sea porque realmente tu compañero necesita ir al veterinario para ser examinado y recibir un diagnóstico, tratamiento, etc… ves que tu compañero lo pasa mal.

Por el mero hecho de “ir” al veterinario muchos perros lo pasan mal. ¿Es el caso de tu perro? ¿Puedes ayudarle a pasar mejor este mal trago?

Sí.

Aquí te doy alguna ayuda:

Pequeños refuerzos positivos

Algunos veterinarios lo hacen (el vet da un premio a tu compi cada vez que va a la clínica), pero si en tu caso no se da, puedes hacerlo tú: una vez a la semana, o cada 15 días, pasad por delante de la clínica veterinaria donde soléis acudir, y en ese momento, a la hora de pasar por delante, sin entrar, dale algo que le encante a tu perro: un trocito de pollo, un premio natural suculento (pato desecado, etc), y al menos ya no le dará pavor merodear por la calle de su veterinario.

Cuando ya hayáis hecho unas cuantas veces este ejercicio, toca pasar al siguiente nivel: entrar a saludar al vet o al recepcionista de la clínica (sin tener visita, sólo para “entrenar” la entrada), y cuando estéis dentro del centro, será ese el momento de darle un premio a tu perro por haber sobrevivido a la hazaña de atreverse a entrar al centro veterinario.

Esto (si es con apoyo de un educador canino consciente, tanto mejor), sumado a las esencias florales siguientes, harán que la siguiente vez que tengáis visita con la veterinaria o veterinario, tu perro lleve mejor la situación:

  • la espera en la sala de espera será menos agitada…
  • la visita veterinaria y por lo tanto la exploración por parte de los profesionales (ATV y vet) será menos movida…
  • serán posibles pruebas que en otras ocasiones eran un esfuerzo de titanes (sacar sangre, hacer radiografías…)…
  • en resumen, la experiencia de ir al veterinario ya no será tan traumática para tu perro (y si además, tu veterinaria/o es holística/o, seguramente lo tratarán como a un buen amigo, sin presiones ni forcejeos: tu perro para el vet debe ser lo primero).

Por unas visitas tranquilas: Flores de Bach para ir al veterinario

Prepararemos una fórmula básica, para tomar desde una semana antes a la visita/intervención (4 gotas de la mezcla, 4 veces al día – para ver cómo se prepara una mezcla de esencias mira aquí): el enfoque de la mezcla es ayudar al perro con el miedo y la situación estresante/traumatizante:

–          Rescue remedy: emergencia.

–          Rock Rose: miedo paralizante, pánico.

–          Star of Bethelehem: si hay intervención o curas que duelen, puede ser un trauma tanto físicamente como psicológicamente. Ayuda a cicatrizar.

–          Sweet Chestnut: angustia, desesperación.

–          Walnut: adaptación a la nueva situación, dolor, cambio hormonal si habrá esterilización, etc…

–          Otras esencias según el caso que pueden servir: puede ser necesario también Mímulus y Aspen según la tendencia a miedo del animal. Elm en gatos suele ser muy necesario en estos casos.

–          El día antes de la visita/intervención, a la mezcla añadirle Olive para aporte energético, y mantener días después esta mezcla.

–          Pueden ser necesarias otras esencias según el animal y las circunstancias, sobretodo considerar después de la entrevista de terapia floral, las esencias relacionadas con el humano compañero (si el humano tiene miedo a lo que le pueda pasar a su perro, Rock Rose, si tiene rechazo, Beech, etc).

Estas esencias nombradas en este apartado son las más básicas y útiles, pero cada perro es un mundo, así que no estará de más que te ayude una persona experta en Flores de Bach para Animales.

Si además de ir al veterinario ya sabes que lo van a operar, consulta también este artículo, os ayudará.

 

¿Te animas a conocer mejor las Flores de Bach?

Ven al curso, ¡te esperamos!

Y recuerda que estar suscrito a la newsletter tiene muchas ventajas. Comparte este artículo, los perros que van al veterinario te lo agradecerán.

 

2018-12-05T17:26:40+00:00